martes, 11 de junio de 2013

Por qué soy un hombre y estoy con el feminismo radical




Muchas causas progresistas hoy día parecen tratar sobre la igualdad. Tu raza no debería de importar, tu género no debería de importar, tu orientación sexual tampoco, y así. La posición progresista estándar viene a ser algo parecido a esto.

El problema que veo es, ¿cambia algo realmente en la estructura más básica de nuestra sociedad cuando se alcanza la 'igualdad'?

Una encuesta internacional reciente mostraba que España es el país que acepta más ampliamente la homosexualidad del mundo. Un 88% de los españoles considera que la homosexualidad debe ser aceptada en nuestra sociedad. Alguien homosexual puede adoptar niños, e incluso ahora que el partido conservador ligado al catolicismo está en el poder, no están tocando los derechos conquistados, y hasta hay corrientes internas de tendencia gay dentro de ese partido.

Cada año en Madrid se celebra un Día del Orgullo Gay famoso mundialmente. Pero esta fiesta se ha desplazado de manos de colectivos con carácter revolucionario a manos de los negocios. Hoy en día el Orgullo es un gran negocio, e incluso los conservadores ultracatólicos que gobiernan la ciudad no se oponen con la intensidad de antaño dado el dinero que trae.

Y aquí está lo feo. Quiero decir, obviamente es bueno que la homosexualidad haya sido aceptada hasta este punto en mi país, pero en cierto sentido es agridulce, porque si hay políticas revolucionarias dentro de este movimiento, hoy día se han convertido en algo marginal. Hay hasta asociaciones conservadoras bien financiadas para poder crear espacios políticos conservadores dentro del movimiento gay.

Así que lo que quería aquí es criticar la idea progresista de que deberíamos poner el énfasis en la igualdad. Porque cuando la alcanzas, nada cambia realmente.

Este es el motivo por el que aprecio el "feminismo radical", porque siento que ahí hay un verdadero potencial revolucionario. Quiero decir, creo que la cuestión no es esa idea de que "los hombres y mujeres deberían tener las mismas oportunidades", que vendría a ser la posición progresista. Creo que se trata de que lo masculino tal como es definido por nuestra cultura trata sobre dominación, sobre poder y autoridad, y que por lo tanto, deberíamos destruirlo. Deberíamos aniquilar la noción cultural mediante la que se construye lo masculino, y deberíamos aplastar el patriarcado tomado no solo como una fuente de discriminación sino como este sistema disciplinario y autoritario al completo. No se trata de algo con lo que puedas negociar y llegar a un acuerdo. Necesitamos el feminismo radical porque tiene un núcleo verdaderamente revolucionario. Porque es beligerante.

En este sentido, tomaría prestada la idea marxista de que el conflicto subyacente, el lugar donde deberíamos estar prestando atención como núcleo oculto de este problema, es la lucha de clases. Es decir, actualmente empiezo a ver cómo se extiende la idea de que esto de "somos todos iguales" es una fantasía ideológica propia de hombre-blanco-heterosexual-privilegiado que no ha tenido que sufrir realmente la experiencia de la discriminación. Pero creo que deberíamos ir más allá: el mero hecho de acabar con la discriminación sin más es en sí una fantasía ideológica que viene a decir que si arreglamos estos problemillas el resto de las cosas van a estar bien. Y esto es falso e ignora que el verdadero problema es esta lucha de clases que subyace en todos estos problemas, un conflicto que nos aparece de manera velada en lo que podría ser tomado como cuestiones de discriminación/desigualdad.

El sueño progresista en el que hemos eliminado los conflictos discriminatorios pero al mismo tiempo todo permanece igual (estructuras sociales autoritarias, trabajo asalariado, el Estado, etcétera) en cierto sentido es la forma ideológica más pura del capitalismo, es una fantasía tentadora pero en último término terrible en la que el sistema que está creando los conflictos se ha convertido en una máquina perfectamente integrada. Es en este sentido que pienso que hay algo de mucho valor en el "feminismo radical", en cuanto que es verdaderamente revolucionario y ajeno a estas trampas ideológicas de apariencia progresista.

29 comentarios:

  1. Te patinan las neuronas.

    ResponderEliminar
  2. Qué anticuado eres. Te quedas en un mero progre de apariencia con tu triste "feminismo radical". Deja esas chorradas para el pasado y modernízate. Ahora se llevaa el nyancatismo radical. Yo me paso el día mirando vídeos de gaticos en youtube, despreocupado de si son machos o hembras. Paso de capitalismos y machismos. Gaticos powah

    ResponderEliminar
  3. Quitate el buzón de correos del culo antes de escribir tal cantidad de mierda por favor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta tu artículo y tu crítica, la veo muy acertada. Sólo decirte que el feminismo radical puede sonar muy bien en la teoría, pero en la práctica es más de lo mismo, y por lo general suele reproducir actitudes autoritarias y de dominación. Es una pena...y me encantaría que las cosas cambiaran, pero parece que el capitalismo ha llegado mucho más lejos de lo que creíamos...

      Eliminar
    2. ¡Gracias!

      En todo caso imagino que será parecido a lo que sucede en otras formas de organización o lucha de carácter revolucionario, donde también pueden darse ese tipo de actitudes. Pero como dices, se trata entonces de un síntoma que debemos observar y que implica que lo que queremos extirpar está profundamente enraizado.

      Eliminar
  4. "Este es el motivo por el que aprecio el "feminismo radical", porque siento que ahí hay un verdadero potencial revolucionario." Pero que dices, si las feministas radicales son unas intolerantes, su objetivo es convertirse en machos dominantes en versión femenina, son basura igual que el machismo radical, hacia tiempo que no leía una sarta de tonterías tan grande. De verdad no se por donde empezar a criticarlo... El hombre y la mujer son diferentes, respetémonos y queramonos con nuestras diferencias.

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Por mucho mal que haya hecho la contrapropaganda que teme a esa dimensión revolucionaria del feminismo, precisamente la crítica feminista radical es lo opuesto a esa idea de convertirse en machos dominantes en versión femenina: el problema son las relaciones de poder que se han establecido en sociedad.

      Adaptarse y convertirse en la versión femenina del macho dominante sin cuestionar los roles de género y las estructuras de poder en la sociedad no es en absoluto una idea feminista radical, sino precisamente el camino hacia la desactivación del feminismo radical: solucionar el conflicto social tapando pero no atacando la base real del problema, que es la propia estructuración autoritaria/disciplinaria del sistema social.

      Eliminar
    2. flipo, muy bien hilada tu respuesta, yemeto.

      Eliminar
    3. enserio son diferentes lo unico que nos diferencia es ella tiene vagina yo tengo pene peor cerebro es el mismo tonto!!

      Eliminar
  5. Qué risa me dan estos marxistas. Si leyerais un poco, sabríais por ejemplo que una de las teóricas más importantes del feminismo bolchevique (Alejandra Kollontai) mandó varias cartas a Lenin diciéndole que la "revolución feminista" había fracasado en la URSS. Sabríais que los Estados más "totalitarios" y "autoritarios" del siglo XX han sido los comunistas (soviético y maoísta sobre todo); y sabríais que el "feminismo" (especialmente el femimarxismo radical) es otra herramienta más del Capital para destruir el núcleo familiar, así como para reducir la población y avivar todavía más la "guerra de sexos". Ya por no mencionar que la mayoría de estas teóricas, muchas de ellas judías (como Shulamith Firestone) son unas enfermas que quieren (literalmente) homosexualizar a la población entera ya que "la mujer no se puede acostar con su opresor" para así crear una sociedad homosexualizada que se reproduzca vía laboratorio para así no "exterminar a la especie humana". En cuanto al 15M en el cual participé, las feministas radicales no eran más que un nido de degeneradas misántropas con un odio hacia el hombre y todo lo que significa estremecedor y espeluznante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O sea, que uno toma una idea interesante del marxismo, ¿y tiene que pasar a hacerse responsable de Stalin? Pues menudos malabares.

      Por cierto, nunca he tenido un problema con feministas malas misántropas de esas, y mira que tengo alguna amiga del rollo. A lo mejor es que a veces el problema cuando se les hinchan las narices no está en ellas.

      Eliminar
    2. que va esa no son mujeres y ni deberian considerarseles humanos porque no ven quien es el enemigo en verdad tontas son mas bien no sera que esto todo este plan de cambiar toda la mierd aque nos afecta no sera que andamos con la gente equivocada porque por ese tipo de gente hay disolucion es mas por mas excelente que sea el plan para cambiar al mundo por este tipo de gente no echariamos pa lante si no pa atras

      Eliminar
    3. A mi me das risa tu como iluminado...
      No hay estado mas totalitarista que el capitalismo (coño un ismo!) que se ha cargado a los demás y nos mete en crisis a nivel global...

      Por lo demás lo de las feministas radicales no son sino otra etiqueta mas de mierda a la que un hipster que se ha ligado a una gafapasta pretende impresionar con un cierto tinte intelectualoide y con un nick medio-aparentemente-nipón para parecer mas cool y cosmopolita mientras se juntan en sistemas asamblearios del 15M que han perdido claro fuelle por colectivos con mas impacto y realismo social (pero eso jode admitirlo y se critica)

      Eliminar
  6. Honestamente, cada vez me escaman más los -ismos, son como las religiones, incuestionables, de verdades absolutas y dogmáticos, ningún -ismo se libra, comprobado. En cuanto a lo demás, partidario de la LIBERTAD y la JUSTICIA con mayúsculas, por supuesto en contra de todo lo que las coarte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. a mi me escama la gente que se llena la boca de grandes palabras como LIBERTAD y JUSTICIA como si eso le eximiera de tener una dimensión ideológica.

      tiene narices que hables de verdades absolutas y dogmas mientras fundamentas tu posicion politica en dos palabras escritas EN MAYÚSCULAS que dependen mucho de quién las interprete. la llibertad puede ser la del liberal que la piensa en un sentido económico, la libertad democrática de elegir entre las opciones dadas dentro del sistema, la libertad de poder romper y cambiar las opciones que ofrece la democracia mercantil capitalista, y otras muchas definiciones

      tu acto de poner en mayúsculas LIBERTAD y JUSTICIA no es más que fingir que las palabras en torno a las cuales estructuras tu ideología están fuera del alcance de la crítica ideológica. eso te llena de verdades absolutas y dogmas como al que más. y encima, autoengañado.

      Eliminar
    2. Es que son dos conceptos incuestionables, una cosa es no ser dogmático y otra cosa es ser relativista moral. Me refería a la libertad, entendida como contraposición a la tiranía y la justicia, en contraposición a la injusticia. Me considero más persona de ideas que ideologías, igual es que estoy resabiao y me harté de ver cómo marxistas, troskos, anarquistas, etc. se ponen a parir y se sacan los ojos por meras cuestiones de doctrina. Lo llamo el síndrome del Frente Judaico Popular :-P.

      Eliminar
  7. te escama el paracaidismo y el humanismo? XDDD anda y vete a leer un libro, Anónimo.

    muy bueno el artículo, me ha encantado y también los comentarios tan geniales de algunos individuos.

    salud, compa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias y encantado!

      Eliminar
    2. Como chiste tiene su gracia, tampoco me escaman los onanistas ni los malabaristas ni los taxistas ...

      Si era un argumento estás siendo tramposete, falacia de reducción al absurdo y ad ignorantiam en un mínimo párrafo, tiene su mérito XD

      Eliminar
  8. te has ligado a una tía y la intentas sorprender con este post no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. premio al retraso mental para el caballero!

      ha estado reñido pero enhorabuena.

      Eliminar
    2. El del autor o el de la que se ha ligado?

      Eliminar
  9. Amigo, tomate unas vacaciones o algo en serio, uno no se puede aburrir tanto de subirse al primer tren que ve que puede dar guerra. En fin

    ResponderEliminar
  10. Qué razón tienen al decir que los comentarios hechos en una entrada de feminismo justifican por sí solos el movimiento feminista. Necesitamos menos lecciones de los hombres y más hombres feministas.

    Y desde luego lo que no se necesitan son personas que crean que la única lucha válida es la suya. Vamos, sus privilegios que no se los toquen, que si yo estoy a gusto es libertad, pero si tengo que quitarme privilegios para que tú puedas ejercer tus derechos ya es libertinaje... no me jodas en el suelo, ésa es la voz del amo en la boca del perro.

    Muchas gracias por ser un ser humano decente y atreverte a decirlo.

    ResponderEliminar
  11. Para leer esta gilipollez, prefiero ver un rato el Sálvame.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No notarias mucha diferencia...

      Eliminar
  12. Un articulo muy acertado e inteligente. Gracias por la reflexión hecha artículo, pues es un tema que se trata en muchos círculos.

    ResponderEliminar